Viaje de madre e hija: Conocer una de las maravillas del mundo, las Cataratas del Iguazú

Este viaje va dividido en diferentes publicaciones. En ésta les cuento particularmente los días que pasamos en Foz de Iguazú y recorriendo las hermosas cataratas. En las próximas, y ya les adelanto un poquito, les voy a comentar las visitas a las Termas de Federación, a las minas de Wanda y a las Ruinas de San Ignacio, que fueron paseos que tuvimos incluidos en el mismo viaje.

Hacía mucho tiempo que rondaba en mi mente la idea de conocer las cataratas pero por una cosa o por otra era un viaje que había ido postergando. A decir verdad, hasta que retomé el espíritu viajero al irme sola a Colonia, no había hecho grandes viajes desde que la crisis del 2001 sacudió nuestro país. Antes sí (hasta los quince años) había viajado mucho con mis papás: las distintas ciudades de la costa, Córdoba y Santa fé, Bariloche, San Martín de los andes y otros lugares del sur, Montevideo, en Uruguay, Camboriú y otros lugares de Brasil… Pero después del 2001 no había salido ni de la provincia.

En fin, un día le dije a mi mamá como buscando una cómplice viajera “¿y si nos vamos a las cataratas?” … Ahora las dos estábamos trabajando, por lo que podíamos juntar un poco de platita, y era una gran posibilidad de hacer un viaje juntas. Mi madre siempre dice de ella misma que “no tiene el sí fácil, tiene el no difícil” sobre todo si se trata de viajes y experiencias artísticas de cualquier tipo, ayudar a los demás y reciclar. Por suerte heredé bastante de ella. Asique por supuesto que me dijo que sí, averiguamos y empezamos a organizar todo. El mes elegido fue noviembre, el mes de nuestros cumpleaños, para tomarlo como regalo adelantado de ambas. Salimos para Iguazú finalmente el 1 de noviembre del 2015.

En el viaje de ida, ya empezamos a ver hermosos paisajes… La selva fue apareciendo de a poco y nuestro ojo acostumbrado a la playa y la llanura pampeana se sorprendía a cada kilómetro.

12188123_10208035757310076_5698426769379091101_o

La famosa “tierra colorada” empezó a hacerse notar. Encima había llovido.

12194706_10208035781950692_2388009737424960696_o

Como comenté antes, arrancamos el viaje parando en otros lugares también turísticos como las termas de Federación, donde pasamos todo un día, y visitamos las minas de Wanda y las Ruinas de San Ignacio, pero para eso esperen… El plato fuerte del viaje fueron las maravillosas cataratas. Y si tenía muchas expectativas, la verdad es que fueron totalmente sobrepasadas. Quizá por eso sea que no logré sacar una foto buena :p … Pero, en definitiva, las imágenes quedarán grabadas para siempre en mí, esos momentos contemplando semejante obra de la naturaleza serán imborrables, inolvidables, incomparables, inexplicables, y todos los in…. posibles. Porque es como que no hay palabras que realmente alcancen para describir lo que se siente (o al menos lo que yo sentí, pero no creo ser la única) frente a eso. Te sentís una parte tan mínima del universo y a la vez tan en contacto con él, te transmite tanta paz, tanta energía… Es indescriptible (encontré otro “in…”).

Primero nos maravillamos ante la hermosa postal del lado brasilero:

12244656_10208045488793357_7453402811527347418_o

12232729_10208045500873659_6581697981171717652_o12238259_10208045504953761_8070283227284295721_o

Y empezamos a encontrarnos con los famosos coatíes, que están a cada paso…

12240479_10208045508913860_6409078216703487483_o

No nos alcanzaban los ojos para admirar tanta belleza junta. Cada milímetro es altamente fotografiable y yo quería retener cada una de las increíbles imágenes que llegaban hasta mí.

12194626_10208045518434098_7354136832771308435_o12240204_10208045523714230_868579614128101490_o

Un plus: este día hicimos el recomendado de los recomendados: el paseo en gomón. No es la excursión más económica pero, en lo posible, no la dejen de hacer!!! Es el momento perfecto y ese que querés que se haga eterno. No tengo fotos por el simple motivo de que quería disfrutarlo al máximo y no perder ni una mínima parte de mis sentidos en filmar o sacar fotos. Es genial, te llevan bien hasta abajo del “chorro de agua” de la catarata y sentís el impacto de toda esa agua cayéndote encima… Grité, me emocioné, disfruté… increíble. Lo haría una y mil veces más.

Segundo plus: la visita que realizamos al Parque de las aves (Parque das aves). Es muy lindo el lugar, está muy bien acondicionado para las diferentes especies que viven allí y que en muchos casos son rescatadas de condiciones que amenazan su supervivencia.

12239359_10208045533554476_4288742336183643030_o

Al día siguiente, conocimos y disfrutamos del lado argentino:

10518349_10208061689558366_9089545351807736719_o

Con el infaltable recorrido que te lleva a la Garganta del Diablo: impresionante!

12247721_10208061688518340_3724608235430209817_o

(Ni me importaba el look y eso se nota bastante, ya iré de vuelta solo para sacarme fotos bien vestida jajaja … buscá una excusa mejor, Lucha)

Mientras vas caminando por los distintos caminos y pasarelas tenés que ir con los ojos bien pero bieeeeeen abiertos porque en cada rinconcito podés encontrar algo fascinante. Estás en el medio de la selva, la vegetación es hermosa y está lleno de animales: cantidad impresionante de mariposas… los coatíes que ya les mostré… arañas, aves… y los reptiles (que particularmente me encantan. Por ahí no una serpiente venenosa, pero lagartijas, lagartos, iguanas, todas ellas sí)

12239304_10208061706078779_8175294025167891771_o

Mi cara de felicidad en las fotos creo que lo dice todo. Puede que las imágenes no sean las mejores, pero son el recuerdo de momentos de gran emoción y eso es lo que me parece más mágico de las fotos. Que cuando las miramos después de mucho tiempo nos transportan a ese momento, a esas sensaciones y nos devuelven aunque sea una parte de todo lo que nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro corazón vivió en ese instante.

12239428_10208061710878899_2326120727161007497_o

12240272_10208061715839023_7486058513013973963_o

Este momento es una bendición. Terminás empapado pero es la idea; no entiendo a aquellos con los pilotitos (perdón a los que los usen cuando van a este tipo de lugares) pero yo fui a las Cataratas a mojarme jajaja

Ir a las cataratas también implica pensarte todo el tiempo en la intersección de dos o tres países. Justamente otro de los lugares que visitamos en este viaje fue el Hito de las tres fronteras que marca el punto en el cual se encuentran las fronteras de Argentina, Brasil y Paraguay en las confluencias de los ríos Paraná e Iguazú.

11236472_10208061729319360_7809480901194434774_o

Llegamos al final de esta publicación en la que recorrimos hermosos paisajes de nuestro país y del vecino Brasil y que para mí es como un “recordar hermosos momentos”. Espero poder volver pronto a visitar las Cataratas y volver a maravillarme como la primera vez.

En breve, como les prometí, se vienen los posts de Federación, Minas de Wanda y ruinas de San Ignacio 😉 Nos vemos!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s